En este cuerpo de jaguar

No soy la dueña de nada.

Esta palabra no me pertenece,

no bajo el nombre de Ana.

Soy meteorito entre cientos de estrellas.

Un grillo que canta en el coro de los insectos.

Un infinito vacío jugando a ocupar una esfera.

 

Ayer en la noche cuando cerré mis ojos,

me sentí jaguar y reposé silenciosa entre cortinas de hierba.

Ahora paso algunas noches así: despierta.

Recostada como un felino, inmóvil y alerta.

 

Testigo de que estoy viva,

viajo por los aires perfumados de la muerte y el nacimiento.

No soy mi nombre, no soy mi cuerpo,

ni tampoco tengo una historia.

En la selva la serpiente se come al ratón

y la mariposa se posa sobre mí desnuda y sin pena.

 

En este cuerpo de jaguar

no soy la dueña de nada.

Esta palabra no me pertenece,

no bajo el nombre de Ana.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: