Amén

El fuego ante mí,

ardiente, luminoso, lleno de vida,

el espíritu sagrado

de las mil llamas.

Y mi piel de cera, derritiéndose.

¿Y si no me quiere, y si no me quieren?

¿Y si yo me quiero?

¿Y si dejo de quererlo

todo

y me uno a la danza

de las salamandras,

y dejo que se funda mi voz

en el gran Coro?

Que se haga

Tu Voluntad

en la Tierra

como en el Cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: